martes, 3 de marzo de 2009

IBERIA 2008 - 32 millones de euros de beneficios

Es el decimotercer ejercicio consecutivo con beneficios

Iberia cierra 2008 con 32 millones de euros de beneficios

  • Las medidas incluidas en el Plan Director han permitido reducir el coste de explotación unitario en un 5,1 por ciento, excluyendo el combustible.
  • El precio del combustible se disparó, aumentando el gasto en 521 millones de euros; el resto de gastos de explotación, sin embargo, disminuyeron en 241 millones de euros.
  • Los ingresos de explotación descendieron un 1,3 por ciento respecto al año anterior, debido en parte a la depreciación del dólar. Con tipos de cambio constantes, los ingresos se habrían incrementado ligeramente.
  • El negocio de mantenimiento continuó aumentando de forma significativa su facturación a terceros, un 8,7 por ciento en 2008, y ampliando la cartera de productos y clientes.
  • Al finalizar el ejercicio, el balance de situación consolidado refleja la sólida posición financiera que mantiene la compañía, con un patrimonio neto de 1.564 millones de euros y con un saldo de disponible de 2.350 millones de euros.
  • La productividad del personal (medida en AKO por empleado) aumentó un 3,9 por ciento y la utilización de la flota (medida en horas bloque por avión) se incrementó un 4,3 por ciento, hasta alcanzar 10 horas diarias por avión.

Fernando Conte y Enrique Donaire Fernando Conte, presidente de Iberia Enrique Donaire, Dir. Gral. Línea Aérea


Madrid, 27 de febrero de 2009

Iberia ha enviado hoy a la CNMV los datos correspondientes al ejercicio 2008, uno de los más difíciles de la historia reciente, pese a lo cual la compañía ha obtenido 32 millones de euros de beneficio consolidado, convirtiéndose en el decimotercer año consecutivo que Iberia cierra en positivo.

El elemento que más ha condicionado el resultado final ha sido la evolución del precio del combustible, que le ha supuesto a Iberia un incremento de este gasto del 45,5 por ciento. Iberia ha abonado 1.666 millones de euros por este concepto, 521 millones de euros más que en 2007. Con esta subida, el combustible ya supone un 30,1 por ciento de los gastos de explotación del Grupo y un 33,6 por ciento de los del negocio de transporte.
Sin embargo, gracias a las medidas de reducción de costes y racionalización de la red incluidas en el Plan Director, la compañía ha logrado reducir el resto de costes de explotación en un 5,6 por ciento, equivalentes a 241 millones de euros.

Oferta estable

La oferta medida en asientos por kilómetro ofrecidos (AKO) se ha reducido levemente en 2008 (-0,5 por ciento) como consecuencia de las medidas tomadas por la compañía para racionalizar la red y adaptarse a una situación de crisis económica y menor demanda. Así, aunque la compañía inició el año con ligeros crecimientos, un 1,7 por ciento en el primer trimestre, en el tercero y cuarto la oferta se redujo un 0,2 y un 5,3 por ciento respectivamente, al tomarse medidas de ajuste para hacer frente a la situación de ralentización de los mercados.

Mientras en las rutas internacionales Iberia ha seguido creciendo en torno a un tres por ciento, en el mercado doméstico la reducción ha sido significativa, del 17,1, siguiendo la estrategia definida en el Plan Director y la necesaria adaptación a los cambios producidos en este mercado.

El factor de ocupación se ha situado en un 80 por ciento, 1,6 puntos menos en el año anterior, pese a lo cual sigue estando en lo más alto entre las compañías de red, y es cuatro puntos superior a la media de las compañías agrupadas en la Asociación Europea de Líneas Aéreas, AEA.

Mayores ingresos de mantenimiento

Los ingresos de explotación del Grupo, de 5.450 millones de euros, descendieron un 1,3 por ciento respecto al año anterior, debido en parte a la depreciación del dólar. Con tipos de cambio constantes, los ingresos se habrían incrementado ligeramente. De los diferentes negocios, el mayor incremento de los ingresos se dio en Mantenimiento a terceros, que alcanzaron 297 millones de euros, un 8,7 por ciento más que en 2007, a pesar de que la depreciación del dólar tuvo un efecto negativo de más de cuatro puntos porcentuales.

Mayor productividad de los recursos

Una de las prioridades del Plan Director 2006-2008 era lograr una mayor productividad de los recursos, objetivo que se ha logrado claramente en este ejercicio. Así, la productividad del personal del Grupo, medida en AKO por empleado, aumentó un 3,8 por ciento, y el coste unitario de personal descendió un 3,9 por ciento respecto a 2007, situándose en 2,0 céntimos de euro por AKO.

Por otro lado, la utilización media de la flota alcanzó las 10 horas diarias, un 4,3 por ciento más que el año anterior, favorecido por el proceso de modernización y homogeneización iniciado años antes y que concluyó precisamente en 2008. Así, Iberia opera en la actualidad solo dos tipos de avión, uno para el largo radio y otro para el corto y medio, mientras que la edad media de la flota se ha situado en apenas siete años.

Finalmente, el balance de situación consolidado refleja la sólida posición financiera que mantiene la compañía, con un patrimonio neto de 1.564 millones de euros y con un saldo de disponible de 2.350 millones de euros, elementos que le ofrecen estabilidad en unos momentos de crisis financiera y falta de liquidez en los mercados.

Plan estratégico 2009-2011

En 2008 Iberia dio por concluido el Plan Director 2006-2008 logrando los objetivos previstos que, en el caso de los beneficios, se han superado en un 54 por ciento y los ingresos en un 8 por ciento.

Ahora la compañía acaba de poner en marcha el plan estratégico para el periodo 2009-2011, con el objetivo de recuperar los niveles de rentabilidad y alcanzar un EBITDAR por encima del 15 por ciento.

El nuevo plan está basado, principalmente, en la mejora de los ingresos por la vía del incremento de la calidad del servicio al cliente. Así, el Plan Integral de Mejora del Servicio al Cliente contempla la inversión de 150 millones de euros en el próximo trienio para distintas mejoras, entre ellas la completa renovación de la clase Turista y el inicio del diseño de la nueva Business de largo radio, la remodelación de las salas VIP en aeropuertos clave, la agilización de los embarques para clientes Business, un cambio de todos los procesos y un claro enfoque hacia la mejora de la actitud de servicio al cliente.

La compañía sigue apostando por reforzar el liderazgo con América Latina y Europa y por mantener la presencia en el mercado doméstico, así como por potenciar el posicionamiento estratégico de Iberia en un mercado que está en continua transformación.

La compañía seguirá haciendo uso de la flexibilidad que en los últimos años le ha permitido mantenerse con beneficios de tal forma que, en vista del mal comportamiento de los mercados en las primeras semanas del año, va a poner en marcha planes de reducción de capacidad adicionales, así como otras medidas de reducción de gastos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario