martes, 3 de febrero de 2009

España gana dos puestos en Inversión Extranjera y sitúa en el sexto mayor receptor mundial

En relación a la UE se convierte en el tercer país

En 2007 España ocupaba los puestos 8º del mundo y 4º europeo respectivamente

La inversión extranjera directa aumentó en España un 7,3%, pese a un descenso mundial de los flujos del 21%, según UNCTAD

España ha aumentado en un 14,6% la llegada de nuevas inversiones productivas y ha protagonizado importantes operaciones de fusiones y adquisiciones en 2008

El flujo de inversión extranjera directa (IED) aumentó en España un 7,3% en el año 2008, según las primeras estimaciones de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD). España recibió 57.300 millones de dólares en 2008, frente a los 53.400 del año anterior y se convierte así en el 6º mayor receptor de IED a nivel mundial y el 3º de la Unión Europea. En 2007 ocupó los puestos 8º y 4º respectivamente.

España mantiene por tanto su atractivo para cualquier tipo de inversión directa, como demuestran los datos de proyectos greenfield (inversión nueva generadora de riqueza y puestos de trabajo) llevados a cabo durante 2008, alcanzándose la cifra de 450 proyectos de inversión entre enero y noviembre de 2008, con un crecimiento del 14,6 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

Destaca el aumento de los proyectos greenfield en sectores de alto valor añadido basados en la innovación, la sociedad del conocimiento y la I+D+i. Por otra parte, a lo largo del 2008 España registró grandes operaciones de fusiones y adquisiciones por parte de inversores extranjeros.

En contraste con los datos para España, Naciones Unidas estima que los flujos de IED han descendido a escala mundial una media del 21%. La previsión indica que llegarán a 1,4 billones de dólares en 2008.

Los países desarrollados son los más afectados por la menor llegada de inversión extranjera. Según la UNCTAD recibieron un 33% menos de IED en 2008 respecto al año anterior. El origen de la caída se sitúa en unas condiciones crediticias restrictivas y una caída de los beneficios empresariales, que han llevado a muchas empresas a anunciar planes de reducción de producción y recortes de plantilla. Asimismo, en los países desarrollados las operaciones de fusiones y adquisiciones también han disminuido en un 33% respecto al año anterior.

Las economías emergentes y en transición notaron menos la reducción de la IED en 2008, aunque la tasa de crecimiento pasó de una media del 20% en 2007 al 4%. Los flujos de IED recibidos por el Este, Sur y Sureste Asiático crecieron un 3,3%, aunque el crecimiento más destacado correspondería a África (+16,8%) y a Latinoamérica (+12,7%), según los datos preliminares de la UNCTAD.

España en el marco europeo
Según se desprende del informe las grandes economías europeas sufrirán un acusado descenso en la recepción de IED retrocediendo una media del 30,7%, mientras en EEUU fue de un 5,5%. El mayor descenso se produjo en Finlandia, con un -173,9%; a continuación Irlanda, con un -120,1%; Italia, con un -94,3%; Holanda, con un -70,4%; Reino Unido, el mayor receptor europeo de inversión extranjera, donde los flujos se desplomaron un 51,1%; y Alemania, con un -48,9%. Sólo Suecia (+74%), Dinamarca (+31,3%) y España (7,3) mantuvieron valores positivos en la recepción de flujos de IED.

NOTA:

Invest in Spain es la Sociedad Estatal para la Promoción y Atracción de las Inversiones Exteriores, perteneciente a la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Su misión es promover, atraer y fomentar la inversión extranjera en España, constituyéndose como referencia para los inversores extranjeros y como punto de encuentro de las instituciones que en el ámbito estatal, autonómico y local, se dedican a la promoción y atracción de inversiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario